Doctor Who Temporada 2 (2005)



doctorwhotemporada2.jpg

¿Me gustara el nuevo doctor? ¿Sufriré
por verle con una cara diferente? Estas preguntas las he escuchado
varias veces cuando la gente se refiere a esta temporada. La primera
acabo con la marcha de Eccleston y la correspondiente transformación
que nos llevaría al nuevo doctor: David Tennant. No sé vosotros
pero yo he visto de una manera u otra al Doctor en la tele desde que
era bastante pequeño por lo que el doctor para mi siempre ha sido
otra persona. No es que este habituado a los cambios es que es ley de
vida y el doctor cambiara de rostro por los siglos de los siglos. Que
me da pena que cambien de actor pues sí, un poquillo, no voy a negar
que no. Cuando me entere que se iba Eccleston me apene algo ya que me
hacia bastante gracia la manera histriónica en la que interpretaba
el papel, pero bueno, hasta otra noveno doctor.

¿ Y Tennant que tal lo hace? Pues
Tennant es simplemente el doctor. No es que lo interprete bien o que
le haya código el aire al personaje es que simplemente es él. En
los primeros episodios el personaje anda un poco perdido debido a
todo el rollo de la regeneración y que necesita tiempo para volver a
ser él mismo, pero una vez perfectamente sano y completo de los pies
a la cabeza no te encuentras con un actor que este interpretado sino
con el personaje en sí. La palabra naturalidad deberia estar
asociada al diccionario a Tennant y es que se nota cuando uno es
actor de la Royal Shakespeare Company.

doctorwhotemporada2madamepompadour.jpg

Centrémonos en la serie, ¿qué nos
depara esta segunda temporada? Pues todo lo bueno que tenía la
primera pero aumentando y llevado mucho más allá. Los primeros
episodios son un poco flojos debido a que el doctor anda un poco por
uvas y no se termina de enterar de que va la vaina, no están mal
pero no matan. Sin embargo el cuarto capítulo «The Girl in the
Fireplace» es una autentica maravilla de esas que te hacen
arrepentirte por haber dudado de la serie ni un solo segundo. Es un
capítulo en el que el Doctor y compañía irrumpen en la vida de una
persona a lo largo de toda su vida para defenderle de los ataques de
unos seres malvados y que te deja con el alma compungida con su
final, totalmente lógico pero cruel. A partir de ese capítulo es
donde ya se quedo enganchada mi señora que hasta ese momento había
mantenido que la serie era una tontería con algún momento bueno.
Ese y Love & Monsters, el capitulo aquel de los pirados a lo
Expediente X que convierten al Doctor en una obsesión en su vida. Y
es que ese final con la baldosa se las trae… Por cierto, mis hijos
están encantados con la serie, desde el capítulo 1, ellos sí que
saben.

doctorwhotemporada2cybermen.jpg

El momento cumbre de la temporada llega
como en la anterior en los últimos capítulos, a partir de que Rose
anuncia su muerte (lo hace en los avances de los capítulos y es
parte de la gracia de los mismos) y te van mostrando imágenes de
miles de extraterrestres atacando la Tierra. Este final es el
compendio de toda la temporada ya que van apareciendo todos los
personajes que se habían quedado atrás y que son actores
fundamentales en la impresionante batalla con las fuerzas invasoras.
La resolución es otra vez un deux ex machina como una casa, pero tan
bien llevado con tanto sentido y lógica que parece que lo llevaran
preparando desde el capítulo. Y el final es antológico, de esos que
no se olvidan, ¡qué maravilla!

Si en la primera temporada esta serie
era muy buena, en esta segunda ya termina de despegar y se convierte
en una maravilla que cualquier aficionado a la buena televisión
debería haber visto. Una gozada, y ahora vamos a por la tercera que
desde el principio ha empezado a todo trapo.

Doctor Who Temporada 1 (2005)



doctorwho2005.jpgEs importante aclarar el año porque la
primera temporada de la serie data de 1963, casí nada. Y es que es
la serie más longeva en la historia de la ciencia ficción, 751
episodios a día de hoy, a pesar de haber tenido un parón un poquito
largo. Pero hablamos ahora de la nueve serie, la que comenzó en 2005
y que últimamente estoy revisitando vía scifi channel (digital +) .
Y aguanta un segundo visionado igual que un primero, es una serie
maravillosa. Pero vamos a hacer esto un post como tiene que ser,
empezando por hablar de cuando eramos jovenes.

Me tope con el Doctor Who con unos
quince o dieciséis años cuando la emitía telemadrid. Estamos
hablando de una cadena que entonces era lo mejorcito dentro de la
Comunidad de Madrid y que emitía unos programas buenisimos y unas
series muy interesantes. Tanto es así que por comparación la serie
del Doctor me parecía malísima. Entonces tenía Star Trek la nueva
generación, Enano Rojo o Max Headroom por poner varios ejemplos y
por comparación me parecía una serie muy cutre. Estamos hablando de
la protagonizada por Tom Baker. La serie no estaba mal en sí, pero había momentos que me
desconectaban totalmente. Había un capitulo donde mandaban un tanque
a luchar con un robot gigante y se notaban que eran putos juguetes.
No maquetas mal hechas, ¡juguetes! Luego en otro capítulo
utilizaban el papel de embalar, el de burbujitas, como una protección
contra los Daleks y yo flipaba en colores. Si no hubiera estado
rodeada del resto de series seguramente le hubiera dado más
oportunidades, pero por desgracia le toco bailar con la más fea, así
que me vi unos cuantos capítulos pero nunca me convertí en fan-fan.

doctorwho2005-3.jpg

Así llegamos a este nuevo Doctor Who,
que empece a verla por verla. En plan, bueno, parece que no hablan
mal de ella, pero seguro que no es nada especial. El primer capítulo
Rose no me apasiono nada, tenía buenas ideas pero tampoco iba muy
alla, era la típica locura británica con mucha intención y sin
demasiada chicha. El segundo capítulo, en el que viajaban al futuro
para asistir al fin del planeta Tierra ya era harina de otra costal.
Tenía cosas muy originales, un argumento interesante y un final de
esos que te dejaba pensando en lo que había pasado durante el
capítulo. La cosa prometia, Los siguientes capítulos no estaban
mal, pero no fue hasta el sexto donde me rendí completamente a sus
encantos. Este capítulo narra la historia del último Dalek que intenta buscar un sentido a su vida mientras va arrasando
todo lo que encuentra a su paso. Es un capítulo emocionante,
intenso, profundo y que te deja con el corazón totalmente encogido.
Es una maravilla que muestra donde esta la fortaleza de esta serie:
en los guiones. Porque el punto cutre lo sigue manteniendo, todo
parece rodado con cuatro duros (no siempre, pero si muchas veces),
pero la intensidad que hay en cada guión es tremenda.

doctorwho2005-2.jpg

Pero lo mejor es cuando te vas dando
cuenta que todos esos capítulos independientes en realidad comparten
una trama común que ha permanecido casi invisible y que converge en
un final de temporada totalmente espectacular y que te hace mirar
todos y cada uno de los capítulos con nuevos ojos. Y eso que la
serie esta llena de deux-ex-machina brutales, pero es parte del juego
de la misma.

El Doctor Who es una serie excepcional
que sorprende y emociona en cada capítulo. Ahora estoy con la
segunda temporada y estoy totalmente encantado, es maravillosa.
Recomendadísima. Al principio cuesta cogerle el tranquilo, pero una
vez inmerso no podrás escapar de ella.