Mata a la Luna

killthemoon

En la Luna están pasando cosas rara, más concretamente hay unos bichos bastante feos que no tienen otra cosa que hacer que matar a todos los astronautas que pasan por allí. Estamos en el año 2049, claro, por lo que viajar a la Luna es un poco más fácil que ahora, aunque no demasiado. El tema es que los humanos el tema de los bichos se lo han tomado a mal y quieren volar la Luna en mil pedazos. No solo por los bichos, claro, sino porque intuyen que algo más grave esta pasando en nuestro satélite. Y efectivamente, allí dentro se encuentra la madre de todos los bicharracos ya que resulta que la Luna en realidad es un huevo que lleva más de 100 millones de años incubando algo… ¿El qué? No sé sabe. Así que hay que tomar una decisión, o matar lo que haya dentro del huevo y aquí no ha pasado nada o dejar que salga a ver exactamente como afecta eso a la estabilidad planetaria de la Tierra.

Kill the moon, séptimo episodio de la octava temporada, es uno de esos capítulos que trata de abordar un tema de actualidad a través de la ciencia ficción. En este caso el tema central es el aborto y a mi entender se intenta crear debate a partir de una situación bastante pillada por los pelos. Las dos opciones que se nos presentan son, o matar al bicho y que todo siga como esta, con la consiguiente atrocidad de matar un ser vivo. O dejar que viva, que reviente la Luna y que a lo mejor toda la humanidad muera en el proceso… o a lo mejor no. No es una situación en la que únicamente hay que decidir sobre la vida de un ser vivo, en este caso se implica a toda la humanidad en el proceso y eso desvirtúa bastante el debate. Una de las mejores series donde he visto tratar este tema de una manera más acertada fue Galactica. En ese capítulo se aborda el tema desde una perspectiva más interesante: si somos los últimos humanos que quedan vivos, ¿podemos permitirnos el aborto? Es una gran historia que merece muchísimo la pena ver. Y toda la serie,vaya.

Volviendo a lo nuestro, en capítulos anteriores tenía mis dudas, pero este es el que me confirma que el nuevo Doctor es un autentico cabronazo. Primero porque se limpia de la situación a las primeras de cambio: esto es una tema de la humanidad, este marrón os lo coméis vosotros. Sin embargo al final del capítulo da la impresión que se ha hecho lo que él ha querido y que si se hubiera obrado al revés hubiera tomado cartas en el asunto. Vamos, la típica situación de, yo te dejo elegir, pero siempre y cuando elijas lo que yo quiero. En general, este Doctor parece tener muy poca consideración por el resto de seres del universo, a los que suele tratar de manera bastante despectiva. Me gusta mucho la interpretación de Capaldi pero me esta costando bastante entender la motivación de este Doctor.

Un capítulo que tiene buenos momentos, que mantiene un interés bastante notable y que mantiene al espectador en tensión durante gran parte de su visionado. Sin embargo al final te deja un poco frío pese a su hermoso final. ya que te deja la sensación que la decisión estaba tomada de antemano y que no había demasiado lugar al debate. Ligera mejoría pero no demasiada.

El conserje

doctorwhocaretaker

Tras vivir miles de aventuras peligrosas, el Doctor tiene que afrontar el reto más peliagudo de su carrera… ¡convertirse en conserje de un colegio!

La verdad es que dicho así suena a soberana tontería, pero yo no me cambio por el Doctor por nada del mundo.  Convertirse en el conserje de un colegio lleno de salvajes es una de las mayores pesadillas a las que uno se puede enfrentar. No haría falta ni que aparecieran aliens, ni monstruos ni nada, con los niños bastaría. Pero claro, esto es el Doctor y si no aparece un alien extraño cada semana les cancelan la serie, así que en cuanto al argumento general tenemos el típico capítulo donde hay un bicho escondido en alguna parte, el Doctor se dedica a buscarlo durante la mitad del mismo, se lo encuentra y lo machaca o lo manda de vuelta a su planeta. Así que bueno, por ese aspecto lo de siempre.

Aunque la trama en la que se centra realmente es la relación de Clara con su nueva pareja, el señor Rosa. Este romance se ha ido desarrollando lentamente en entregas anteriores y tras la aparición de un misterioso viaje temporal en el último capítulo ya era de centrarse en el nuevo novio. La verdad es que esta trama ha sido una total intrusa en el desarrollo de la serie y despertaba cierto odio entre mucha gente porque no le veían el interés a la vida personal de Clara. Aventuras por el espacio, las que sean, romances de tres al cuarto, ni uno por favor. Bueno, a mi ni me molesta ni tampoco me apasiona demasiado, simplemente quiero ver hacía donde conduce. Realmente es bastante parecido a la relación que tenía Amy con Rory, pero claro, como Rory nos caía a todos bien y el señor Rosa como que no, pues le ponemos una cruz sin demasiados miramientos.

Cambiando de tercio, este es el sexto capítulo de la serie por lo que podemos decir que la regeneración ha sido completada hace uno o dos capítulos y el Doctor ya se comporta acorde a su nueva personalidad. Y tengo que decir que el nuevo Doctor es un absoluto y completo bastardo. Su manera de tratar con un absoluto desprecio a todo el mundo es demoledora y se asimila bastante a otras interpretaciones del mismo actor. En bastantes momentos parece que estemos viendo más a Malcolm Tucker que al Doctor, solo que con menos insultos. No sé si Moffat quería cambiar el tono del personaje y por eso eligió a Capaldi o al revés, una vez elegido a Capaldi era lógico que se convirtiera en un hijo de puta.  A mi me divierte mucho la verdad, muchos de los cortes que mete a sus interlocutores son antológicos, pero es un cambio muy radical teniendo en cuenta lo jovial que era Matt Smith.

The Caretaker es un capitulo bastante normalito donde lo más interesante son los diálogos, que en ocasiones llevan a ser bastante divertidos. Por lo demás, ni fu ni fa. Que pase el siguiente.

Robando bancos de tiempo

timeheist

El Doctor y amigos tienen que robar el banco más inexpugnables de toda la galaxia para conseguir un quien sabe que ni tampoco porque. No se sabe gran cosa de lo que esta pasando porque al Doctor y compañía les han borrado la memoria y al parecer por petición propia. Así que el tema es robar algo, ya se descubrirá el qué y sobre todo la razón de tanto misterio.

Time Heist, quinto capítulo de esta temporada del Doctor es la típica historia de banda de simpático ladrones que tiene que robar un banco que nadie ha robado jamás hasta ese momento. Como siempre pasa, esta claro que van a acabar robándolo por muchos impedimentos que se les ponga, por lo que la gracia esta en ver los truquitos que irán utilizando para salir bien librados de su tarea. Para darle un poco más de emoción a la cosa meten un monstruito que se dedica a leer mentes y que si encuentra algún sentimiento de culpa te licua el cerebro y te lo deja hecho puré. Así que a correr de un lado a otro abriendo puertas mientras se huye del monstruo de turno, lo de todas las semanas, vamos.

Lo peor de este tipo de capitulo es que le veas el truco antes de que lo cuenten. La mente pensante detrás del golpe es un misterioso ser llamado el Arquitecto que aparecerá en sombras durante sus primeras apariciones pero que no cuesta mucho deducir quien es. Y si lo haces (no digo que sea evidente, solo que no es complicado que te salte a la vista) pues el capítulo pierde bastante su gracia. Demasiado misterio para que la mente maestra detrás del plan sea la mente maestra detrás de todos los planes de la serie.

Aunque lo peor de todo el capítulo es el final, que nuevamente es una paradoja. Moffat ha convertido la paradoja en el leit motiv de gran parte de sus capítulos. Desde que la uso en Blink y le busco esa explicación tan brillante (it’s more like a big ball of wibbly-wobbly, timey-wimey stuff) la ha usado una y otra vez en muchísimos de sus capítulos. El capítulo anterior tenía la paradoja como punto culminante de todo y ahora vuelve a hacerlo. El Doctor roba el banco porque se lo manda una persona que no se lo hubiera mandado si el Doctor no hubiera robado el banco… ¿Se entiende? Bueno, da igual. Que es otra vez más de lo mismo y ya empieza a cansar un poco la verdad.

Time Heist no es un mal capítulo pero empieza a cansar un poco que todos los capítulos se resuelvan de la misma manera. Espero que se olviden de la paradoja durante un tiempo, porque sino esto va a ser muy cansado y aburrido.

No mires debajo de la cama

doctorwholisten

El Doctor tiene una revelación: todos hemos soñado alguna vez en nuestras vidas que había algo debajo de nuestras camas. Bueno, más que una revelación es una paranoia que se pilla y que empieza a hacerle pensar en que existen seres que están detrás nuestro todo el rato pero que no somos capaz de ver. Son esos seres que hacen que suenen los muebles por la noche, que tiran canicas en el piso de arriba o que hacen que se te ponga de punta el pelo de la nuca. O quizá sea toda una invención del Doctor, ¿quién sabe?

Listen, cuarto capítulo de la octava temporada, es uno de los capítulos más complejos de toda la serie porque exige un gran trabajo por parte del espectador. Todo lo que cuenta puede ser verdad. O no. O una gran mentira. O tampoco. Se juega mucho con las cosas que no se ven, que no se sienten, en definitiva que no se entienden. Es un capítulo de monstruo en donde nunca se ve el monstruo. Y eres tu, espectador, quien tiene que decidir si hay monstruo o no. ¿Es eso hacer trampa? Es posible. Hay gente que le ha encantando la idea y le ha parecido uno de los mejores capítulos que ha visto jamás. Otros sin embargo lo odian con toda su alma.
¿A mi me ha gustado? No lo tengo claro. Tiene cosas que me disgustan y que me gustan a partes iguales y no sé la manera correcta de ponderarlas. Me ha entretenido, sí, pero me ha parecido todo demasiado rebuscado. No sé quien gana, si los pros o los contras.

Al final el capítulo tiene uno de esos giros de tuerca tan típicos de Moffat en donde se nos plantea que lo primero no fue ni el huevo ni la gallina, sino las dos cosas a la vez. Este tipo de cosas tiene el efecto de sorprender a unos cuantos, cabrear a otros muchos y en mi caso, relajarme bastante. ¿Por qué? Porque en toda esta temporada lleva comportándose de una manera bastante extraña muy alejada de su condición de chica imposible que vimos en la anterior temporada. Ha estado fuera de personaje en todos estos capítulos y en este en particular, esto se acusaba aún mucho más. Pero en ese final, en ese os voy a dejar a todos con el culo torcido, Clara recupera su condición de companion por encima de todas las companion. Y eso es algo que deja las cosas como debería ser, y eso me tranquiliza. A vosotros no, claro, pero por eso cada uno es cada uno.

Este es el típico capítulo que ganara premios el año que viene a la vez que sera usado por sus detractores para indicar todo lo que va mal con la serie. Para mi simplemente no tiene sentido en el contexto de la temporada. Es uno de esos episódicos que suele realizar algún guionista invitado, solo que en esta ocasión Moffat se ha invitado a si mismo. En resumen un capítulo cuántico.

En Sherwood no hay robots señora

– Clara, si pudiéramos ir a cualquier lugar y tiempo del universo conocido o por conocer, ¿dónde irías?  
– A una película de Errol Flynn, a ver si la tenía tan…
– Marchando la Inglaterra del medievo, a ver que nos encontramos por allí.

robotofsherwood
Robot of Sherwood es un capítulo cuyo título cuenta demasiado. Para empezar nos dice que el protagonista de la historia es Robin Hood, o un bosque, aunque si has visto el avance del capítulo anterior esta opción queda descartada. Por otro lado nos dice que o Robin es un robot o que van a salir robots, algo que le quita bastante gracia al asunto como ya veremos más adelantes. Resumiendo, Robin Hood y robots, el sueño de… ¿alguien?
Resumiendo, el Doctor viaja al pasado con Clara, se encuentra con Robin Hood, luchan un poquito en plan payasete, hay muchas risas, tiene lugar un torneo de tiro al arco y al final salen los robots para que haya un enemigo para pasar el rato.

La idea sobre la que gira el capítulo es la condición de leyenda del personaje de Robin Hood. Como si fuera un programa cualquiera de cuarto milenio se plantea si existió un personaje así en realidad y en vez de lanzar algún tipo de teoria plausible (en la wikipedia hay unas cuantas) simplemente nos muestra al personaje de las películas de toda la vida, más concretamente a Errol Flynn. Sin ningún tipo de pudor, durante la primera mitad del capítulo se ponen copian varias escenas de las películas como si no hubiera un mañana hasta que el guionista descubre que se le ha olvidado la parte de robots del título y los mete en la trama como un elefante en una cacharrería. En ese momento es cuando descubres que el título en realidad es una metida de pata bien gorda, pero no voy a desvelar más del argumento.

La idea de Robin y el Doctor mano a mano y cuestionandose cada uno la existencia del otro podría tener su aquel si no se resolvería de una manera tan banal y simple.”Yo no existo igual que tu no existes” resuelve Robin. Podría haber dado su juego, pero no. Incluso podrían haber jugado con que uno es una figura de la gran pantalla y otro de la pequeña y haber hecho referencias metalingüísticas entre medios. Pero no, este no es una capítulo que tenga ninguna carga de profundidad, al contrario, es uno de los más ligeros de los últimos años y sirve simplemente como divertimento de verano. Lo ves, pasas un rato decente, lo terminas y a los cinco minutos te has olvidado de él.

Ni fu, ni fa, ni chicha ni limonada. El tercer capítulo de la octava temporada es una descripción más que sobrada para él. A los cinco minutos ni te acordaras que has leído este post.

Penetrando al Dalek

intothedalek

Un Dalek esta malito y los humanos quieren curarle. ¿Y eso? Pues resulta que es un Dalek muy especial ya que en vez de matar humanos solo quiere matar al resto de su raza. Así que cuando estos humanos se encuentran con el Doctor piensan que su nombre tiene que ver algo con la medicina por lo que le piden curar al bicho. El Doctor se niega al principio, pero cuando descubre que el monstruito quiere matar a todo Dalek viviente se dice, ¿por qué no?

Into the Dalek, título original del segundo episodio de la temporada, es un capitulo que suena a viejo, a ya visto. Depende de como se quiera mirar esta lleno de homenajes, o quizá sean guiños, o puede que simple y llanamente sea una copia descarada. Tiene referencias a Star Wars, a Star Trek, a Viaje alucinante y sobre todo a otros capítulos de la misma serie. No solo bebe en exceso de Dalek, el sexto capítulos de la primera temporada de la nueva serie, sino que parece tomar prestado de aquí y de allá situaciones y diálogos. Es un pastiche en toda regla, un pastiche que al principio parece que va a salir indigesto, pero que al final sale más o menos airoso del embolado en que se ha metido.

La primera parte del capítulo trascurre como cualquier aficionado a la serie se podía esperar e incluso te hace dudar de la inteligencia del Doctor. Porque cuando lo cura, ocurre lo que todos sabemos que va a ocurrir y es que por mucho que la mona se vista de seda, mona se queda. Sin embargo, en ese punto es cuando empieza lo interesante del capitulo. El Doctor, en vez de dedicarse a combatir al Dalek le deja matar a todo lo que se encuentre para que todos vean lo que él siempre ha mantenido como una máxima: el único Dalek bueno es el muerto. Es una manera bastante cabrona del típico “Te lo dije” y que nos hace dudar quien es en realidad el verdadero villano de la historia. Porque el bicho esta enfermo y tiene lo suyo, pero el Doctor hace lo que hace a sabiendas, de muy mala leche. Muy mala hostia tiene este nuevo Doctor.

Para mi su condición máxima de homenaje reside en sus decorados, excesivamente cutres. El presupuesto de la serie nunca ha sido muy allá y la BBC siempre esta atando en corto cualquier mínimo exceso en los efectos especiales, pero lo que se encuentran dentro del Dalek nos retrotrae dos o tres década más atrás, cuando cualquier pasillo lleno de basura se nos mostraba como un paisaje de ciencia ficción pura y dura. Es un diseño que podía tener sentido cuando se crearon los Daleks, pero hoy en día ni siquiera sirve para levantar un mínimo de nostalgia. Escenarios cutres no gracias.

No ha estado mal el capítulo pero te deja con una sensación extraña ya que la cantidad de homenajes es excesiva y termina lastrando un poco la historia. No esta mal, pero tampoco mata. Como el anterior, vaya.

Respira fuerte

deepbreath_who

Door. Boring. Not me.

Los capítulos tras la regeneración son tan escasos e inesperados que siempre hay que contemplarlos desde otra óptica. No tienen la necesidad de tener una trama ya que todo el peso recae en la actuación del nuevo Doctor por lo que la historia pasa a un segundo plano.
Esta nueva regeneración no es una excepción al respecto, Capaldi se echa todo el capítulo a sus espaldas y ya vengan carros y carretas que él lo saca adelante. Es lo que tiene contar con un gran actor como tu protagonista, que hagas lo que hagas vas a salir triunfante de cualquier situación.

El otro punto importante de este tipo de capítulos, la química entre Doctor y Companion, esta bastante conseguida. Debido a la edad de Capaldi parece que se ha elegido abandonar la senda del romance ligero y potenciar la del cinismo. Esa parte bien. El problema esta en la companion por si misma, en donde Moffat ha liado las cosas de una manera un poco extraña.

Este tipo de capítulos tienen que ser puntos de entrada a la serie para nuevos espectadores. Hay que presentar a los personajes e intentar que todo aquel que no haya visto esto jamás lo entienda todo a la primera. Es sencillo presentar a un nuevo Doctor, es un papel en blanco, pero el personaje de Clara es un autentico galimatías incluso para el espectador más avezado. ¿Cómo cuentas quién es sin liar demasiado la cosa? No puedes. Así que se ha decidido tirar por una extraña calle del medio en donde Clara se muestra sorprendida ante la nueva regeneración como si no hubiera sido testigo de todas ellas. Clara no hace el papel de Chica Imposible, hace el papel de espectador que no entiende que es lo que esta pasando en la serie y que tiene que ir aceptando poco a poco lo que esta pasando. La verdad es que esta todo un poco pillado por pinzas y no sé si lo explicaran más adelante o simplemente pasaran a otra cosa y punto.

En cuanto a la trama es un poco noestamalperotampocomata. Es un poco amenaza misteriosa extraterrestre que el Doctor investiga y resuelve o no de aquella manera. Al final se revela que este Doctor es otra cosa diferente a los anteriores, pero habrá que esperar a los siguientes capítulos para ver si es un rasgo de su nuevo carácter o simplemente los delirios de la regeneración. Luego hay una extraña trama final totalmente anticlimática que se supone va a ser el hilo conductor de la serie y que es lo peor de todo el capítulo.

Lo mejor del capítulo, lo realmente excepcional, son sus diálogos que lo convierten en algo tremendamente divertido. Son ingeniosos, ocurrentes, llenos de chispa y de mucha vida. Te dejan con una sonrisa de oreja a oreja en bastantes de sus escenas y dos o tres veces logran que se escape una carcajada. Solo por eso ya merece la pena este primer capítulo de este nuevo Doctor. El resto tiene que mejor aún un poquito.

Así que muy divertido para ver, muy flojo para reflexionar. Aún queda un largo camino.

La extraña séptima temporada del Doctor Who

Extraña por muchos motivos. Primero por su duración, que aunque este partida en dos, eso de que emitan solo 5 luego paren, luego especial de navidad y luego 8 más es como… extraño. Te dejan como, ¿se ha acabado ya? ¡Si no ha pasado nada!

Segundo por la calidad de sus capítulos, que en general ha sido regular tirando a mala. O fallaban en el planteamiento, o el nudo era aburrido o la conclusión era de traca. No ha habido ni un solo capitulo redondo, ni un solo que tuviera la misma calidad de principio a fin. Todos fallaban en algún punto, en algún momento, todos han sido decepcionantes de alguna manera. No creo que nadie ponga a ninguno de estos capítulos en su lista de favoritos ni de lejos. Y eso que uno de ellos tiene un momento importante para la historia de los personajes.

Tercero por su giro hacia el mercado americano. Esta temporada se esta emitiendo simultáneamente en BBC UK y BBC USA (y en Canadá, pero esos no cuentan) y se han hecho una serie de concesiones al mercado americano que no molan nada. Ya no solo porque haya una capítulo ubicado en el salvaje oeste y otro se titule Angels takes Manhattan (ya hicieron Daleks en Manhattan en la tercera temporada) sino porque parece que han rebajado el tono intelectual de la serie para que sea más fácil de asimilar. Que un capítulo llamado “Dinosaurs in a spaceship” vaya precisamente de eso y por si acaso el Doctor lo recalque clarito en la entradilla da una idea de por donde van las cosas. La inclusión de la voz en off al final de los capítulos para contar que cojones se quería contar da otra pista. El Doctor no es esto, el Doctor es: si no te has enterado te jodes y a la próxima pones más atención

Cuarto por la falta de una temática general. En temporadas anteriores incluso cuando parecía que no había una trama común la había, Davies era muy sutil en este aspecto, pero Moffat nunca lo fue en este aspecto y te restregaba la trama por la cara. Aquí no se ha visto, ni se ha intuido… un momento, ¿la trama de los Pond? ¿Cómo es su vida? ¿La relación entre ellos? Pero eso no es una trama, eso es carácter, desarrollo de personajes, fondo de armario, como lo queráis llamar, pero en ningún caso trama. Y no spoileo porque se han centrado en su carácter, pero a poco que lo pienses estaba cantado sobre todo sabiendo lo que viene en navidad.

Quinto y último, porque parece que da todo un poco igual. Por mucho que os guste os disguste Moffat, parece que la serie ya la da un poquito igual, que contó todo lo que tuvo que contar en las temporadas anteriores y parece que ya no le queda mucho más dentro. Que todo lo que tiene lo esta dando en Sherlock, y allí lo esta haciendo espectacularmente bien, pero aquí parece que su luz se apaga. Nos queda la impresión que odia a los Daleks (no les esta haciendo ningún favor cada vez que los saca), que rebaja muchísimo el nivel de peligro que tenían los ángeles (ahora parece que juegan al escondite ingles) y que en general esta un poco cansado de todo. Veremos como termina el resto de la temporada, que son 8 capítulos y que es el año que viene, pero ya va siendo hora de un relevo. Viva lo nuevo, muerte a lo viejo, es el leit motiv del doctor, que se cumpla pronto.

Que crítica tan graciosa. Criticadnos, criticadnos, que nosotros reimos.

5×02 The Beast Below

Tras la presentación de personajes en el capítulo anterior, el siguiente paso es llevárselos a un escenario futurista y apocalíptico y soltar al doctor y su acompañante en medio de una situación extraña y que escapa totalmente a nuestra comprensión. En la primera temporada, el doctor y Rose asistían al fin de la Tierra, en esta viajamos a la colonia espacial UK, una nave en donde viven todos los hijos de la Gran Bretaña y en donde algo raro esta pasando… The Beast Below es el típico capítulo del doctor que nos muestra un futuro utópico que luego resulta no ser tan bonito como parece. En este caso desde antes de los créditos se  nos muestra que algo huele a podrido y que o se mete el doctor de cabeza o la sociedad se va a la mierda… o ya se ha ido y lo único que se puede hacer es poner parches.

thebeastbellow2.jpgLa variedad de conceptos, personajes y situaciones que presenta este capítulo es absolutamente demencial. Desde la misteriosa Liz 10 hasta los sonrientes, pasando por la nueva sociedad y las decisiones que tienen que tomar para seguir adelante. No da tiempo para asimilar un concepto cuando ya te están presentado otro y otro y otro más. El capítulo tiene un ritmo endiablado y prácticamente no da tiempo a digerir gran parte de lo que se cuenta. En mi caso, tras terminarlo lo vi otra vez para captar algunas cosas que eran un poco rebuscadas y que tenían su lógica de aquella manera. Y es que creo que a este capítulo le habría venido como un guante el ser doble. Una primera parte para crear tensión y presentarnos ese ambiente opresivo y un segundo para explicarnos que pasa exactamente ahí. Pero condensado en uno solo, es todo tan rápido, tan trepidante, que queda todo demasiado confuso. El capitulo tiene un grave problema de ritmo y al final queda todo un poco diluido cuando descubres que lo que intenta hacer Mofatt es mostrarnos que el personaje de Amy es más importante de lo que parece, que no esta ahí para ser simplemente una compañera más. Y vale, todo eso esta muy bien, pero seguramente se podría haber hecho de otra manera más reposada. Con esto no quiero decir que sea un mal capitulo, solo que tras lo bien planteado el anterior, este se sale un poco del esquema y no deja claro en que dirección se va a mover la serie. ¿A toda velocidad? ¿Grandes historias para pequeños detalles? ¿Llegar, ver y vencer y al siguiente capítulo?

thebeastbelow1.jpg
De todas maneras, es muy curioso que en el primer visionado me parecería ver agujeros argumentales como una casa de grande y cada vez que me centro en uno de ellos parece tener su explicación. Es raro, y el capítulo me ha dejado una sensación bastante agridulce. Me gusta pero con peros. Vamos, que esta bien pero no, pero sí, pero quien sabe. Pero bueno, hay que ir poco a poco avanzando, que la anterior serie hasta el sexto capítulo no despego. Ahora toca viaje al pasado, a ver hasta donde nos lleva. De todas maneras, me parecería raro que no se volvería a ver más este Reino Unido galáctico, me extrañaría pero mucho.

5×01 The Eleventh Hour

All of time and space, everything that ever happened, or ever will… Where do you want to start? Anywhere you want, any time you want.

Un nuevo capítulo del doctor recién visto y un nuevo capítulo por ver el próximo sábado. O he muerto y estoy en el cielo o no se puede tener una vida mejor, ¡no se puede!

Sin spoilers

mattsmithkarengillan.jpgLo mejor que le podía pasar a la serie es que no se notara la marcha de Davies (la de Tennant se notara siempre) y que nos pareciera estar simplemente ante el siguiente capitulo de todo lo que hemos vivido hasta ahora. Y así es como empieza, justo tras el final de The end of Time, con la Tardis medio en llama y el doctor en apuros. Como si nada extraño hubiera pasado la vida continua y en menos de cinco minutos ya estamos metido de lleno en una nueva aventura del doctor. Las señas de identidad de la serie se mantienen intactas: la interacción entre doctor y acompañante, la acción trepidante, los diálogos a toda pastilla, la amenaza alienígena… Es todo como era antes, pero diferente. No es solo que haya un nuevo doctor y una nueva compañera, sino que también hay decenas de pequeños cambios que Moffat van introduciendo poco a poco para dejar su propio sello en la serie. A lo largo de los capítulos volveremos a ver a viejos conocidos de sus capítulos, y es que, si creo una mitología propia, ¿por qué no explotarla?

Se me hace muy raro ver a Matt Smith como el nuevo doctor. Su interpretación es soberbia, pero en este capitulo aún esta en ese estado raro entre regeneraciones que no te deja ver del todo como va a ser su personaje, un poco como le paso a Tennant en sus primeros capítulos. Pero ya no tengo duda que va a ser un extraordinario Doctor, le va cogiendo el pulso sin mucho problema. Su compañera Amy Pond (Karen Gillian) también esta tremenda, con mucha fuerza y energía. Esta claro que los cuatros años anteriores de serie les han enseñado que clase de personajes se espera de esta serie y lo bordan.

Pero, ¿qué tal el capítulo? Pues una absoluta maravilla. Tiene un ritmo endiablado, se respeta totalmente todo lo hecho hasta ahora, tiene unos diálogos maravillosos y aunque la historia no es nada del otro jueves, esta todo tan bien hecho que te deja con un gran sabor de boca. Al final del capítulo solo tenia ganas de arrodillarme ante la tele y gritar que no eramos digno de esta maravilla. Sobre todo porque lo mejor aún esta por llegar, pero el inicio es simplemente espectacular. Esta serie va a ser tan buena o mejor que la anterior, al tiempo, pero los primeros pasos dado son muy esperanzadores.

Con spoilers

The Eleventh Hour es la historia de como el Doctor solo tiene 20 minutos para salvar la Tierra. Pero eso ya lo hemos visto muchas veces, y antes hay que hacer muchas otras cosas. El guión dedica el mismo tiempo al Doctor adaptándose a su nuevo cuerpo, como a mostrarnos la relación entre Amy y él, como a enfrentarse a la amenaza alienígena, que es un poco el Mcguffin del episodio. Moffat quiere mantener la esencia de la serie, pero dando a entender desde el primer momento que ahora son sus juguetes. No solo cambia el doctor y su vestuario, cambia la Tardis, cambia el destornillador sónico, cambia la sintonía inicial, cambia el logo… No son grandes cambios, pero se quiere dar a entender que estamos ante una nueva serie y que las cosas van a ser algo diferentes. Son cambios menores, estéticos ante todo, me parece mucho más importante ver en el avance como va a tirar tanto de los Weeping Angels, como de River Song, y no me disgusta, es algo demasiado jugoso para desperdiciarlo alegremente, sobre todo a la última, esperemos que sepa como hacerlo.

doctorwhoamypondnina.jpgLo que me ha gustado mucho es, pese a los cambios, el respeto a todo lo anterior hecho. Podría empezar con el nuevo Doctor ya establecido, pero se prefiere ir a paso desde el primer mínuto. La escena en la que va probando comida tras comida y escupiéndolas todas es muy buena y luego vamos viendo como el doctor utiliza frases de encarnaciones anteriores. Es todo muy sutil, pero esta ahí, en los detalles: “wibbly-wobbly timey-wimey” Incluso se las arregla para meter un homenaje a todas las encarnaciones anteriores que es brillante, ¿cómo no se le había ocurrido a nadie hacerlo?

Pero lo que más me ha gustado del capítulo es la energía que desprende. Parece que tanto Moffat como los actores quieren comerse el mundo y demostrar que van a hacer una gran serie desde el minuto uno. No es que vayan a la carrera todo el rato, hay momentos tranquilos donde los personajes simplemente hablan, pero cuando las cosas adquieren velocidad es como si estuvieras en una montaña rusa donde es imposible bajarte. Fijate que en el plano fisico no pasan grandes cosas en el capítulo, pero te deja totalmente exhausto. Sobre todo con ese avance de todo lo que esta por venir en la temporada, con esa música tan sobrecogedora. Estas como emocionado por lo que has visto y de repente es… ¡madre mía, que esto era lo más flojito! Esta todo por venir, pero hay escenas, como la de River Song volando por el vacío del espacio para entrar en la Tardis que es simplemente acojonante.

eleventhhourdolls.jpgPuede dar la sensación que estoy demasiado exaltado por este primer capítulo. Pero es que Moffat no solo parecía la mejor elección para seguir llevando la serie, sino que visto lo visto, no se me ocurre mejor persona en todo el mundo para seguir llevando las riendas del personaje. Aún nos queda una larga travesía, disfrutemos de ella.