Los Juegos del Miedo

No es el título de la próxima trilogía que causara furor entre los adolescentes de medio mundo, son los Juegos Olímpicos que se van a celebrar en Río. Hay mucho miedo a lo que está sucediendo ahora mismo en la ciudad, miedo a cosas que hace dos semanas nos daban exactamente igual. Pero claro, el foco de los Juegos es muy grande y cuando esta encima de tu cabeza todos y cada uno de tus miedos empiezan a aflorar. Vamos a repasar por encima algunas de las preocupaciones más importantes antes de la celebración de los Juegos Olímpicos.

rio-previacrisis
La enfermedad de pseudo-moda en estos momentos: el Zika. Este virus fue descubierto hace casi 40 años y ocasionalmente ha ido aparecido en pequeños brotes en países de África y Asía. El primer brote epidémico serio se produjó en Micronesia en 2007. ¿Oíste hablar de él? Yo tampoco, ¿a quién le importan los micronesios? Pero claro, el año pasado el virus apareció a lo bestia en Brasil y al principio nadie le hizo casito. Pero según los Juegos Olímpicos se acercaban y deportistas como Pau Gasol decían que a lo mejor congelaban su esperma, los malvados occidentales empezamos a preocuparnos por el tema. Mucho miedo… por nuestros atletas, porque nosotros vamos a estar tan cómodos en el sofá de nuestras casas. Pero que no le pique un mosquito de esos a Rafa Nadal, ¿eh?, que me daría un disgusto grandísimo… ¿el resto de la población sudamericana? No sé, ¿en qué deportes juegan esos?

– Los niveles de delincuencia en Río. Este es un tema que para hablarlo seriamente hay que vivir allí y saber lo que esta pasando de primera mano. Porque los medios pasan del país más peligroso de la faz a la Tierra a un remanso de paz y felicidad lleno de hermosas mulatas y maravillosas playas. Lo que esta claro es que no parece un lugar muy seguro para vivir. En los días previos a la celebración de los Juegos se han sucedido distintos robos y atracos a los atletas que han ido llegando a la villa olímpica, un lugar que se supone tiene que estar hasta arriba de policía y con unas medidas de seguridad extremas. Así que si, parece la ciudad es algo peligrosa y que hay que tomar toda clase de precauciones cuando se visita. Así que si a la inseguridad del día a día mezclamos miles de deportistas y millones de asistentes a los juegos, la cosa se puede tornar en una situación explosiva. Hay tanto miedo a un ataque terrorista como a los ladrones de poca monta.

– La situación económica del país. Brasil está atravesando una de sus peores recesiones de la historia. Resulta increíble que un país que ha celebrado un Mundial y unos Juegos Olímpicos en el espacio de 2 años este atravesando esta clase de problemas, ¿eh? Bueno, eso es porque como ya hemos hablado varios veces, es muy dudoso el retorno monetario de este tipo de eventos y la economía del país depende de muchísimas más cosas. Evidentemente este tema les preocupa más a los brasileños que a nosotros y es algo que se escapa del propósito de este blog, pero da que pensar que un país inmerso en su peor crisis económica en décadas se lance a montar unos Juegos como si no hubiera mañana.

Por supuesto que hay más miedos, como la salubridad de las instalaciones, los retrasos en las obras o los problemas de dopaje. En la Wikipedia han creado una página exclusiva para estas cosas, así que por mi parte voy a dar inaugurados los juegos de Río del 2016 e intentar olvidar la parte del miedo durante unos cuantos días, a ver si es posible. A ver que tal nos salen las cosas esta vez.

Un comentario en “Los Juegos del Miedo

  1. La cosa es que los juegos y mundiales se dan a años vista. Brasil hace 6/5 años venia de crecer mucho,muchisimo y gracias al petroleo y a las materias primas le sobraba el dinero…pero ya en la confederaciones del 2013 se quejo el pueblo¿Por que?Porque no habian acometido las suficientes reformas para cambiar el pàis…en definittiva, es la potencia economica de Sudamerica, y dentro del top10 pero dependia mucho muchisimo del petroleo y de las materias primas y cuando los precios de estas cosas han comenzado a bajar ya no sobraba el dinero,incluso al contrario. Y el gigante ha demostrado tener los pies de barro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.