Soledad

supergirlsecrets
Esta imagen corresponde al capítulo Soledad de Supergirl y es una de las escenas más hermosas de toda la serie. El título es una clara alusión a La Fortaleza de la Soledad, refugio ártico de Superman, lugar que hace su primera aparición en la serie. Es algo anecdótico, que no ocupa más de dos minutos de pantalla y que realmente aporta muy poco a la trama. En realidad la soledad del título alude más directamente a la que sufren varios personajes en ese momento de la serie y que esta provocada por los secretos que cada uno ha decidido cargar sobre sus espaldas. En otras series, este tipo de secretos
duraría una gran cantidad de capítulos, atormentaría a los protagonistas en todo momento y solo sería tratado en los instantes finales de cada temporada. Aquí no, aquí guardar un secreto es sinónimo de desvelarlo lo más pronto posible.

Uno de los mayores aciertos de esta serie, y antes de ella de Flash, es como tratan los secretos entre protagonistas: de frente y sin complejos. Las identidades secretas tiene su razón de ser pero en muchos momentos tienden a lastrar la historia. Durante años el Clark de Smallville escondió a parte de sus amigos que venía de otro planeta por lo que se tenia que pasar media serie inventando excusas estúpidas para poder desaparecer a la primera señal de peligro sin levantar sospechas. Pero una cosa es no contárselo a Lex Luthor, un tipo que sabes que esconde algo, y otra muy distinta es no decírselo a la chica que te quieres tirar, que capítulo tras capítulo te repite que eso de tener secretos entre vosotros esta haciendo que os alejéis cada vez más.

En Flash prácticamente dios conoce la verdadera identidad del personaje. A veces se pasan, como cuando saludan por su nombre de pila a Flash enfrente de desconocidos, y otras veces no llegan como cuando hace poco no le quería contar a su novia quien era, cuando ella lo sabía de sobra. Pero en general esta solución, que no haya secretos entre protagonistas, libra a la serie de tramas estúpidas y permite que se centre en contar cosas más interesantes. Por poner otro ejemplo, a su regreso de Tierra 2, el doctor Wells le advertía a Barry que no contara a sus amigos que había conocido a sus doppelgangers por las turbaciones que pudiera causar en ello. Barry no lo hacía, pero se ponía tan triste y mohíno que no tardaban más de medio capitulo en sonsacarle y que lo contara todo. Lo suelta, se desahoga y puede seguir con su vida, no tiene que sufrir ni él ni los espectadores.

Lo que nos lleva a la imagen del principio. Al momento donde abrumada por el peso de la culpa, Alex, la hermana de Supergirl le cuenta un secreto horrible que llevaba abrumándola desde hace dos capítulos. Y ahí emoción, lágrimas, abatimiento y mucha emoción. Y por encima de todo lo que significa ser una familia. Es por este tipo de cosas que las nuevas series de DC son muy superiores a sus contrapartidas en cómic. Han entendido de que va esto, han entendido que es lo realmente importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.