No mires debajo de la cama

doctorwholisten

El Doctor tiene una revelación: todos hemos soñado alguna vez en nuestras vidas que había algo debajo de nuestras camas. Bueno, más que una revelación es una paranoia que se pilla y que empieza a hacerle pensar en que existen seres que están detrás nuestro todo el rato pero que no somos capaz de ver. Son esos seres que hacen que suenen los muebles por la noche, que tiran canicas en el piso de arriba o que hacen que se te ponga de punta el pelo de la nuca. O quizá sea toda una invención del Doctor, ¿quién sabe?

Listen, cuarto capítulo de la octava temporada, es uno de los capítulos más complejos de toda la serie porque exige un gran trabajo por parte del espectador. Todo lo que cuenta puede ser verdad. O no. O una gran mentira. O tampoco. Se juega mucho con las cosas que no se ven, que no se sienten, en definitiva que no se entienden. Es un capítulo de monstruo en donde nunca se ve el monstruo. Y eres tu, espectador, quien tiene que decidir si hay monstruo o no. ¿Es eso hacer trampa? Es posible. Hay gente que le ha encantando la idea y le ha parecido uno de los mejores capítulos que ha visto jamás. Otros sin embargo lo odian con toda su alma.
¿A mi me ha gustado? No lo tengo claro. Tiene cosas que me disgustan y que me gustan a partes iguales y no sé la manera correcta de ponderarlas. Me ha entretenido, sí, pero me ha parecido todo demasiado rebuscado. No sé quien gana, si los pros o los contras.

Al final el capítulo tiene uno de esos giros de tuerca tan típicos de Moffat en donde se nos plantea que lo primero no fue ni el huevo ni la gallina, sino las dos cosas a la vez. Este tipo de cosas tiene el efecto de sorprender a unos cuantos, cabrear a otros muchos y en mi caso, relajarme bastante. ¿Por qué? Porque en toda esta temporada lleva comportándose de una manera bastante extraña muy alejada de su condición de chica imposible que vimos en la anterior temporada. Ha estado fuera de personaje en todos estos capítulos y en este en particular, esto se acusaba aún mucho más. Pero en ese final, en ese os voy a dejar a todos con el culo torcido, Clara recupera su condición de companion por encima de todas las companion. Y eso es algo que deja las cosas como debería ser, y eso me tranquiliza. A vosotros no, claro, pero por eso cada uno es cada uno.

Este es el típico capítulo que ganara premios el año que viene a la vez que sera usado por sus detractores para indicar todo lo que va mal con la serie. Para mi simplemente no tiene sentido en el contexto de la temporada. Es uno de esos episódicos que suele realizar algún guionista invitado, solo que en esta ocasión Moffat se ha invitado a si mismo. En resumen un capítulo cuántico.

Un comentario en “No mires debajo de la cama

  1. Vengo con retraso, pero veo que no hay actualizaciones posteriores, así que he tardado poco en ponerme al día.

    A mi el capítulo no me gustó, sobre todo por la resolución. El planteamiento es interesante, pero que al final esta vez no haya nada me decepcionó bastante. Y que Clara vuelva a ser el alfa y el omega de todo sinceramente me cansa mucho. Veo totalmente innecesario ese arreglo. Si al final se trataba de que todo fuera un terror nocturno, la cosa se podía haber arreglado con un flashback. Porque además, este final plantea (a mi juicio) un grave problema de coherencia: Si Gallifrey está time-locked (o bien perdido por esas grietas dimensionales de ROB!), ¿cómo puede llegar la TARDIS hasta él? ¿Y cómo Clara, sabiendo que el Doctor lo busca, se calla y no dice nada? Esos descuidos arruinan un capítulo entero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.