En Sherwood no hay robots señora

– Clara, si pudiéramos ir a cualquier lugar y tiempo del universo conocido o por conocer, ¿dónde irías?  
– A una película de Errol Flynn, a ver si la tenía tan…
– Marchando la Inglaterra del medievo, a ver que nos encontramos por allí.

robotofsherwood
Robot of Sherwood es un capítulo cuyo título cuenta demasiado. Para empezar nos dice que el protagonista de la historia es Robin Hood, o un bosque, aunque si has visto el avance del capítulo anterior esta opción queda descartada. Por otro lado nos dice que o Robin es un robot o que van a salir robots, algo que le quita bastante gracia al asunto como ya veremos más adelantes. Resumiendo, Robin Hood y robots, el sueño de… ¿alguien?
Resumiendo, el Doctor viaja al pasado con Clara, se encuentra con Robin Hood, luchan un poquito en plan payasete, hay muchas risas, tiene lugar un torneo de tiro al arco y al final salen los robots para que haya un enemigo para pasar el rato.

La idea sobre la que gira el capítulo es la condición de leyenda del personaje de Robin Hood. Como si fuera un programa cualquiera de cuarto milenio se plantea si existió un personaje así en realidad y en vez de lanzar algún tipo de teoria plausible (en la wikipedia hay unas cuantas) simplemente nos muestra al personaje de las películas de toda la vida, más concretamente a Errol Flynn. Sin ningún tipo de pudor, durante la primera mitad del capítulo se ponen copian varias escenas de las películas como si no hubiera un mañana hasta que el guionista descubre que se le ha olvidado la parte de robots del título y los mete en la trama como un elefante en una cacharrería. En ese momento es cuando descubres que el título en realidad es una metida de pata bien gorda, pero no voy a desvelar más del argumento.

La idea de Robin y el Doctor mano a mano y cuestionandose cada uno la existencia del otro podría tener su aquel si no se resolvería de una manera tan banal y simple.»Yo no existo igual que tu no existes» resuelve Robin. Podría haber dado su juego, pero no. Incluso podrían haber jugado con que uno es una figura de la gran pantalla y otro de la pequeña y haber hecho referencias metalingüísticas entre medios. Pero no, este no es una capítulo que tenga ninguna carga de profundidad, al contrario, es uno de los más ligeros de los últimos años y sirve simplemente como divertimento de verano. Lo ves, pasas un rato decente, lo terminas y a los cinco minutos te has olvidado de él.

Ni fu, ni fa, ni chicha ni limonada. El tercer capítulo de la octava temporada es una descripción más que sobrada para él. A los cinco minutos ni te acordaras que has leído este post.

2 comentarios en “En Sherwood no hay robots señora

  1. Pues mucho mejor que el anterior, para mi gusto. Una aventurita clásica sin más pretensión que entretener.

    E infinitamente mejor que el próximo… En mi opinión

  2. Pues a mi me ha gustado. He entrado bien en el juego del guionista (otras veces no me pasa) y me han gustado todos los chistes, fusilamientos disfrazados de homenajes, peleas y disparates del capítulo. Únicamente no compro lo de la flecha del final y que Clara sea tan bocazas. Pero bueno, un capítulo que no hace historia pero en el que no he gritado de horror ni una vez y donde me he reído. Suficiente.

    PS: El traje de Clara mola todísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.