Luis Suárez hinca el diente

Al terminar el post anterior, el amigo Isaac me comento que las coñas de la prensa británica con Luis Suárez venían a raíz de ciertos mordiscos que había pegado el menda en partidos anteriores al mundial. Efectivamente tenía razón, aunque yo creo que había un poquito de las dos cosas: Mordiscos+diente de conejo=cachondeo asegurado.
Sea como sea la criaturita lo ha vuelto a hacer, así que vamos a repasar todos los mordiscos de la carrera de uno de los mejores delanteros de la actualidad.

El 20 de noviembre de 2010, cuando Luis Suárez formaba parte de las filas del equipo holandés del Ajax le arreó un bocado al jugador danés del PSV Otman Bakkal.

Luis Suárez bites Otman Bakka when playing for Ajax in 2011

suarez_muerde_2

Por la ejecución y el lugar donde se produce podemos decir que es un mordisco tipo vampiro. Al jugador le cayeron 7 partidos de suspensión. El Ajax aprovechó este periodo de reposo para buscarle un nuevo club al jugador y lo encontró, el Liverpool que pagó 21 millones de euros por el aprendiz de Dracula.

El segundo incidente se produjó el 21 de abril de 2013. En un partido entre Liverpool y Chelsea la emprendió con el serbio Ivanovic

suarez_muerde_3

En este caso estamos hablando de una técnica tipo zombi donde muerde lo primero que agarra. Le cayeron 10 partidos de sanción. Curiosamente tras el mordisco el jugador quiso irse del club, pero en esta ocasión los dueños no le dejaron.

El tercer incidente data del 24 de junio de 2014. En el Mundial de Brasil, Suárez la emprende con el italiano Chielini

suarez_muerde_4

suarez_muerde_5

Aunque esta técnica puede admitir ciertas dudas yo me inclinaría por un ataque tipo vampiro que no ha sido demasiado bien ejecutado, pero el objetivo parece claro que es el cuello. Cuando escribo esto aún no se conoce la sanción que puede tener el jugador, aunque la mayoría de medios se inclinan porque no juega más un partido del mundial, actualizare cuando se produzca la noticia. 9 partidos de sanción con Uruguay, se pierde el mundial, mas 4 meses de inhabilitación para jugar al fútbol. A ver si así aprende de una vez.

Los mordiscos no son el único incidente que ha provocado este futbolista. Fue sancionado con 8 partidos por insultos racistas al francés Patrice Evra. En ninguna de las sanciones admitió su culpa, aunque jamás recurrió ninguna de ellas.

Es una pena porque como jugador es extraordinario. Este año ha sido el mejor de su carrera, llegando a conseguir la bota de oro (compartida con Cristiano Ronaldo). ¿Habrá un cuarto mordisco? Algún día, o no, lo sabremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.