Euro 2012

En el mundial de Estados Unidos de 1994 las televisiones pasaban una y otra vez un anuncio con los integrantes de la selección española afirmando tajantemente que íbamos a ganar el mundial. Lo decían con tal fe y tal convicción que te lo creías sin ninguna duda. Íbamos a ganar y todos nos lo creíamos, nos poníamos la venda en los ojo y creíamos que efectivamente, ese iba a ser nuestro mundial. Y lo mismo en el 98, en el 2002… es algo que llevamos en los genes. Daba igual las veces que nos diéramos de bruces con la cruda realidad, eramos favoritos e íbamos a ganar. Hasta que al final ganamos de verdad. Eurocopa y Mundial nada menos. Y entonces llega una nueva competición al máximo nivel y… ¿vamos a ganar? Por supuesto que sí, lo llevamos en los genes. Pero es… extraño… porque ahora ya hemos ganado y no sentimos la misma ansiedad. Por supuesto que tenemos que ganar y si perdemos nos llevara la desesperación y nos cagaremos en los muertos de todos. Pero si hacemos un papel decente y no logramos ganar el título pues como que es más perdonable que en otras ocasiones… Aunque hay que ganar, eh, sí o sí, no hay excusas.

De la Eurocopa en sí no tengo gran cosa que decir ya que en esta ocasión el evento no parece tan glamuroso como en otras ocasiones. El hecho de celebrarse en Polonia y Ucrania ha sido una de esas cosas extrañas que hacen Fifa y Uefa por llevar el fútbol a los países más pobres futbolísticamente (y económicamente) y así difundir su palabra entre los infieles. Aunque la realidad es otra bien distinta y el flujo de dinero que mueven en este tipo de eventos da miedo. El coste de construcción/remodelación de los ocho estadios que albergaran la competición ha sido superior a los 2.000 millones de euros y se estima que los ingresos por venta de entradas serán de 150 millones de euros, que puede ascender hasta una cifra entre los 300 y 500 millones si le sumamos las ventas estimadas de merchadising. El agujero restante es demencial y eso que no hablamos del gasto realizado en infraestructuras en ambos países que es astronómico Adivinad quien va a pagar toda esa deuda y cuantos constructores se habrán hecho millonarios… Un vistazo mareante a las cifras.
Tengo que reconocer que normalmente a estas cosas no le concedía una especial importancia aunque me imaginaba que eran un pozo sin fondo. Pero la situación actual que vivimos en lo tocante a la economía hace que uno empiece a mirar cada uno de los euros gastados y cada vez que veo una imagen de cualquiera de los preciosos estadios pienso en la cantidad de dinero que habrán derrochado en él y duele bastante. Por no hablar de las medidas que nos meterá por la puerta de atrás nuestro gobierno cada vez que juegue nuestra selección, miedo da.

Comienza la Eurocopa 2012. La inauguración ha sido muy sosita, los estadios son una autentica pasada, el logo es horrible y nuestra selección tiene que ser campeona. Nos leemos durante estos días para llorar o alegrarnos juntos. Vamos a ganar, seguro. Como siempre pero de verdad, ¿eh?

Un comentario en “Euro 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.