STS 133

Tengo el blog un poco abandonado y es que hay épocas es la que simplemente no apetece escribir y no se escribe. No por faltar de temas, ya que yo sigo haciendo todo lo que hago normalmente y habría kilómetros y kilómetros de material por escribir solo con todo lo que devoro en la pantalla, pero se va dejando pasar y pasa lo que pasa, que al final esto parece un erial. Pero de vez en cuando, apetece volver y…

Estos días, aparte de estar viendo tropocientas series con la falta de tiempo libre que eso conlleva, me he enganchado a la misión actual que ha lanzado la Nasa al espacio, la STS 133. ¿Cómo? ¿En qué consiste eso? ¿Me lo podrías contar sin que me resulte aburrido? Vamos a intentarlo pero no prometo nada.

lanzamientodiscovery.jpgLas siglas STS corresponde a Sistema de Transporte eSpacial y visto en frío es tan feo como suena (aunque en la traducción oficial al español  lo han adornado llamándolo Sistema de Transbordador Espacial). De una manera muy burda, es un programa que consiste en lanzar unas lanzaderas al espacio para llevar y traer cosas, a la vez que realizan diversas misiones en la órbita terrestre, como experimentos científicos, construcción de estaciones espaciales, arreglo de telescopios, recuperación de satélites, etc, etc. El programa esta próximo a su fin, solo quedan dos misiones más aparte de esta debido a que el gobierno USA ha decidido que se esta gastando una barbaridad de dinero para los resultados que esta obteniendo, que no son pocos, pero que en proporción gasto/beneficio parecen casi insignificantes. Los Estados Unidos quieren que otros países y empresas privadas sean las que se dediquen a investigar las profundidades del espacio ya que ellos no están dispuestos a seguir tirando dinero a espuertas. La verdad es que el dinero que se gastan no es tanto si lo miramos dentro del presupuesto general, o quizá sí que es demasiado si miramos fríamente la cifra: cerca de 20.000 millones de dolares al año.
Es esta la causa de que se vea a la Nasa tan desesperada intentando vender lo maravilloso que son los viajes espaciales mientras intenta adornar lo que hacen los astronautas en estos viajes, que por desgracia puede ser descrito en términos tan vulgares como subir para arriba, mover cosas de un lado para otra y volver para Tierra. Intenta vender eso a cualquiera, evidentemente no te lo compra. O le vendes un viaje a Marte, por muy absurdo que resulte (¿allí que hacemos exactamente aparte de recoger rocas?) o no te lo compra.

Viajar al espacio es algo costoso, demasiado, incluso se ha llevado unas cuantas vidas humanas por delante, pero es algo necesario para la naturaleza humana. Necesitamos seguir explorando nuevos territorios, seguir descubriendo cosas. Aún quedan millones de cosas desconocidas en nuestra planeta que merecen su esfuerzo, pero ahí fuera hay millones de millones de millones de  cosas a descubrir. Esta claro que aún tenemos que avanzar una barbaridad en la tecnología disponible para poder viajar a grandes distancias, pero mientras tanto tenemos que seguir saliendo ahí fuera a dar todos los pasitos que podamos.

discoveryiss.jpgUna vez contado todo este rollo y centrándonos en la misión actual, la STS 133, la última del Discovery. Entre varias cosas su objetivo consiste es llevar un modulo multipropósito a la estación internacional, un robot llamado R2 y diversos tipos de materiales e instrumentos necesarios para la estación. La verdad es que cuando uno oye lo de Modulo Multipropósito se pregunta, ¿qué sera eso? ¡¡¡Un almacén!!! En serio, su propósito es poder acumular todo tipo de cosas que están desperdigadas por la estación y que están llegando a entorpecer bastante los movimientos allí dentro, así que necesitan una nueva habitación para meterlo todo. Y el robot, ¿para que quieren un robot? Pues para ver como se comporta en el espacio y ver si es posible operar partes de la estación con este tipo de autómatas. A un humano hay que subirlo y que bajarlo varias veces, pero a un robot se le puede dejar allí de por vida, ¡ah la vida robotica!

La verdad es que me esta quedando un post que tira un poco por tierra todo esto del espacio, pero os tengo que asegurar que a mi todo esto me parece emocionantísimo. El lanzamiento se retraso durante meses debido a diversos fallos y grietas encontradas y el pasado día 24 por fin se pudo llevar a cabo. Fue un lanzamiento bastante tenso porque uno de los oficiales no daba luz verde por un pequeño fallo en un ordenador y se podía oír como el director de operaciones metía prisa sin que se notara “Queda 3 minutos para el cierre de ventana”, era acojonante. Pero al fin se dio luz verde y el Discovery se lanzo al espacio. Y gracias a internet se puede seguir casi en vivo todo lo que hacen y hay que reconocer que es una maravilla contemplar estos viajes espaciales aunque analizados en frío no puedan parecer gran cosa. Para desquitarme un poco, atentos al siguiente video, es una maniobra que realiza la lanzadera para que desde la estación internacional se fotografie la parte de abajo (el escudo térmico) y se compruebe si tiene algún problema para su reentrada en la Tierra.

Es espectacular, menuda maravilla y eso que es solo un giro de 360 grados en el espacio.

Bueno, pues la misión sigue, hoy están de paseos espaciales y yo sigo perdiéndome en todas estas maravillas que un simple viaje a la orbita terrestre nos puede deparar. Merece la pena ahora y siempre y esperemos que tras estos dos lanzamientos que quedan, se siga explorando el espacio, tenemos la agencia espacial europea, la china, etc, etc. Y paro ya que me esta quedando un ladrillo bastante largo y la verdad es que no paso más de aficionadillo al tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.