Out Run

outrun.jpgCuando mis amigos y yo entramos en el
salón recreativo que se encontraba más cercano a nuestro barrio y
vimos una maquina con volante nos acercamos corriendo a ver que era
aquello. Tras un rato de éxtasis contemplando la demo y viendo como
aquello se movía a velocidad de vértigo por toda la pantalla todos
teniamos claras dos cosas: queriamos un Ferrari Testarossa con un rubia potente en el asiento del copiloto; y el
futuro ya había llegado.

Contemplar este juego con los ojos
actuales seria un poco cruel ya que rápidamente saltarían muchos
defectos como lo pixelados que están los gráficos o el aparente
movimiento torpe del coche. Y sí, la verdad es que el tiempo no ha
tratado muy bien a este juego pero cuando salió allá por 1986 era
la maquina arcade más alucinante que podías encontrar en cualquier
salón… ¡y la más dificil! Bueno, no era así, pero en aquel
momento nos lo parecía, el coche iba tan rápido y las curvas se
sucedían una detrás de otra tan vertiginosamente que tenias que
ser todo un crack al volante. Al final como nunca tenias dinero para
jugar pero sí mucho tiempo libre para gastar te tirabas todo el día
mirando como jugaban otros y gritándoles cuando se equivocaban de
ruta: «¡por ahí no, qué esa es la difícil! «, «Vete
a la derecha que ese final no lo he visto»

OutRunMapa.jpg

Sí, esa era otra de
las novedades del juego, ¡podías ir por rutas diferentes! Fijaros
en el espectacular mapa del juego que acompaña este parrafo. ¡El no va más! Vale, hoy hay juegos
que te puedes recorrer ciudades enteras e ir por donde quieras y
apalear prostitutas. Pero entonces todos los juegos de carreras de
este estilo eran más o menos lineales e introducir rutas
alternativas en las que cada final era diferente era toda una
novedad. Y un sacacuartos porque no decirlo, ya que si te acababas
una ruta te enganchaban para que te hiciera la siguiente. Vamos con
un video del juego y su espectacular música.

¿Un poco cutre la música? ¡Qué me
decís! Aún recuerdo emocionado cuando salia la versión para
ordenadores domésticos y me lo compre para mi Spectrum. La verdad es
que aquello casi no tenia colores y era bastante cutre, pero la
jugabilidad estaba ahí y era una gozada jugar. La anécdota viene
que como el Spectrum no era capaz de reproducir una música de tal
calidad (sí, en aquellos tenia demasiada calidad) la caja del juego
venia con dos cintas de cassete. Una con el juego en sí y otra, ¡con
la música para que la reprodujeras mientras jugabas! ¡Y por
supuesto que lo hacía! La ponía y cuando llegaba al cine la
rebobinaba y otra vez y otra y otra… Os juro que me la sé de
memoria y hoy en día aún la voy tarareando muchas veces por la
calle. Ay, ya no sé hacen juegos como los de antes…

(no, no he jugado a la segunda parte,
no quiero que me dañe los recuerdos cada vez que vuelvo a jugar en
el mame).

4 comentarios en “Out Run

  1. Porque esa es otra…¡¡¡El jodío juego tenía una radio al principio para que eligieras la estación!!! Eso era lo más. Y los expertos de verdad sabían que el freno no servía para nada, que con bajar la palanca de cambios (¡¡¡Dos marchas oiga!!!) ya valía para coger las curvas más cerradas.
    Yo siempre la ví en la versión simple: volante, dos pedales, y palanca, para jugar de pie, pero con asientos tenía que ser la leche.
    Años después a la pequeña horchatería que había en mi barrio trajeron una que apenas cabía en el local, pero el dueño se empeñó, se llamaba Continental Circus (creo que también era de Taito que entonces era lo más de lo más en videojuegos), era de fórmula 1, no tenía la misma magia que outrun y eso que era llevaba todos los extras posibles: cabina entera, gafas 3D (el juego se veía como borroso sin ellas), tenías que entrar en boxes si llovía para cambiar neumáticos, o si te daban un golpe y echabas fuego, intente jugar en Mame pero era un suplicio, al más mínimo toque el coche echaba humo y más te valía estar a dos curvas de boxes o te explotaba.
    Las otras máquinas que revolucionaron a la chiquillería en el barrio fueron Rastan y Shinobi. Aunque a mí la que me volvía loco era el Black Tiger, que básicamente era como Ghost’n’Goblins, pero con tiendas de objetos, varios niveles de escenario, y un montón de secretos ocultos. A esa si que echo de tanto en tanto partidas en MAME aún ( y Dinamic plagió vilmente para hacer Satán).

  2. A mi, la verdad, es que el OutRun nunca me llamo demasiado (lo que no implica que no le echase sus buenas monedas)
    Lo que fue grande, pero grande de verdad, fue cuando al poco salio el Afterburner. Eso si que fue ya la ruina.
    Aunque la que me encandilo desde que la vi por primera vez fue la recreativa del Star Wars, de Atari (y eso que era mas vieja que cualquiera de esas dos)
    El mando era lo mas molon que se ha hecho nunca.
    ¡YA NO SE HACEN MAQUINAS COMO LAS DE ANTES!

  3. Soy de estas personas que prefieren mil veces los juegos de antaño a los actuales. Creo que eran menos espectaculares pero más «jugables». Snow Brother, Caveman Ninja, Out Run, Final Fight… ahora veo la Wii y ni siquiera entiendo como pueden jugar sin jostik.. mayor que se hace uno..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.