Dollhouse

dollhouse.jpgLa nueva serie de Joss Whedon es una
cosa extraña. Con un guión bastante incomprensible en ocasiones se
esta pegando una bonita en cuanto a las cifras de audiencias
televisivas. Sin embargo tiene un no sé que, que se yo, que te atrae
como una polilla a la lux. Dollhouse por ahora es una serie que no
pasa de decente, pero que tiene pinta de convertirse en algo muy
grande a poco que la dejen, ya veremos si le dan tiempo. Hasta ahora
solo han emitido cuatro episodios de esta serie, así que quizá sea
un poco apresurado hacer un juicio de valor, aunque esto es internet,
esto es un blog, ¿para qué esperar más?

Dollhouse es la historia de una especie
de empresa privada llamada como el título de la serie que tiene una
serie de agentes, los Activos, a los que se les implanta una nueva
personalidad según el tipo de misión que tengan que realizar.
Cuando terminan se les borra la memoria y vuelta a empezar. La
empresa como no, cobra una pasta gansa por ello pero los Activos
pues… esto… la verdad es que no termino de entender que ganan
ellos con esto, ya que cada vez que se les borra la memoria parecen
zombies que vagan por la «casa de muñecas» haciendo
ejercicio o comiendo. No es como si fuera uno de esos casos de «tengo
que servir a mi país» y se prestan a lo que sea por ello, no,
aunque en un capítulo insinúan muy por encima que algo de eso puede
haber. Pero por ahora ninguna pista concreta excepto que muy legal no
parece, ya que un agente del FBI esta detrás de ellos.

Aún así la premisa de la serie da
lugar a pensar que estamos ante una serie a lo Alias, con Eliza
Duskhu en plan Sidney Bristow, pegando tiros y hostias en cada
misión. Y tiros y hostias hay, pero misiones pues… esto… Resulta
que aunque hay misiones típicas de agente secreto, también las hay
simplemente de salir el fin de semana con un tío. Sí, sí, como lo
leéis, en plan «me gustaría tener una novia perfecta que fuera
conmigo de acampada». Y eso implica sexo amigos, ¡viva! Por eso
me cuesta comprender que es lo que sacan los activos de todo esto o
simplemente que papel cumplen en las misiones. En el tercer capitulo
a uno de ellos le meten una personalidad totalmente inútil y que
solo sirve para estorbar a la protagonista. Al final del capítulo y
si estas dispuesto a hacerte una paja mental puedes encontrarle
cierto sentido a aquello, pero la verdad es que cuesta bastante.

Así que, ¿qué tiene esta serie? Si
fuera la típica serie episódica de misión por capítulo seria un
completo desastre, porque es lo más flojo de la misma. Lo más
reseñable es la trama de fondo que en el cuarto capítulo ha
empezado a ocupar gran parte de la serie y que se plantea como algo
muy interesante: los activos empiezan a tener recuerdos de sus vidas
pasadas y uno de ellos esta saboteando las misiones. Ahí es donde la
cosa empieza a adquirir otro cariz y se desvela como un complejo
puzzle con muchas más implicaciones de las que se ven a simple
vista. Si las cosas siguen por ahí esta puede ser una gran serie, a
mi su último capítulo me ha entretenido mucho y me ha gustado
bastante.

Sin embargo la audiencia le esta dando
la espalda, como es de esperar viendo el extraño discurrir de
capítulos y la dificultad en discernir algún rumbo. Los
espectadores deben estar totalmente perdidos, como yo lo estoy, y
supongo que solo los muy fieles a Whedon (yo no lo soy) aguantaran
carros y carretas. Habrá que fiarse de la paciencia de la Fox, que
la verdad nunca ha sido nada de lo que fiarse, pero es que esta serie
puede terminar siendo algo grande si le dan cacha. Espero que los
directivos entienda eso, que a la larga esta serie puede terminar
dándoles grandes beneficios. Cada capítulo es un poco mejor que el
anterior, a ver donde nos lleva esto.

4 comentarios en “Dollhouse

  1. Ay! ¿Que a dónde nos lleva esto? Desgraciadamente lo más probable es que al mismo lugar dónde terminó Firefly. Ese parece ser el sino de las creaciones de Joss Whedon. En parte es normal. Las inquietudes ,y el peculiar «mundo» conceptual de Whedon, son tan peculiares y personales y las desarrolla de una forma tan concreta y (cada vez más) sin apenas concesiones para los espectadores «profanos» que lo más lógico es que se encuentre con la espalda de la inmensa mayoría de los mismos y el progresivo rechazo a sus propuestas de los productores. Fíjate lo que ha costado que le volvieran a aprobar un proyecto. Y ,como esta vez acabe -como todo parece indicar- otra vez en el limbo me parece que en lo sucesivo lo va a tener muy crudo.
    A todo esto, yo aún no he visto Dollhouse. Soy como soy, y el «semana a semana» en las series no lo llevo bien. Prefiero esperar a que una temporada completa termine y luego me la «zampo» enterita en un par (o más según el caso) de sesiones maratonianas. Evidentemente no puedo opinar sobre Dollhouse, pero por las críticas y opiniones que he leido -que, en general, coinciden con la tuya- puedo imaginarme bastante bien de qué palo va.
    En fin, yo, que sí soy de los que confían en Whedon a ciegas, -y de momento jamás me he sentido defraudado- espero y deseo que ,contra todo pronóstico, Dollhouse sobreviva. A buen seguro que ,si le dan tiempo, se convertirá en algo tan bueno y disfrutable como el resto de trabajos de este autor genial llamado Joss Whedon. Pero me temo que no va a ser así. Una lástima.

  2. Pedro, sabes que Whedon nunca tiene buenos arranques de series, tal y como ocurrió con Firefly, la serie irá ganando en calidad capítulo a capítulo. Y eso que a mi el piloto me gustó bastante.
    FOXXXXXXXXXXX

  3. Buenas… ya sabes lo típico de «paso a menudo a leerlo pero creo que es la primera (o segunda) vez que comento» y tal…
    Creo que Eliza Dushku ha dicho algo así como que la serie no arranca realmente hasta el sexto capítulo… Cosa que me parece extremadamente peligrosa para la vida de una serie en estos tiempos que corren de cancelaciones casi inmediatas…
    El piloto tan flojo que encasquetaron para empezar la serie tampoco creo que sea de mucha más ayuda… si el primer capítulo hubiese sido el segundo (con ese grandioso Middleman haciendo de novio) creo que el tema de las audiencias lo habrían superado, pero si no eres un fan acerrimo de Whedon… ¿cómo seguir viendo la serie después del piloto?
    La verdad es que están dejando ver cosas que tienen muy buena pinta, pero… demasiado lentamente.
    Esto… espero ser un poco más constante en los comentarios y tal… ya sabes, esas cosas que se dicen siempre… XD

  4. Eugenio, primero tendre yo que ser más constante con los post, que tengo el blog un poco abandonado.
    A mi el piloto me parecio flojisimo y que no terminaba de ir a ningun lado. Se centraban mucho en el tema de que la personalidad implantada tenía que llevar un trauma asociado y para mi eso lastraba bastante todo el tema. Por suerte, ese es un tema que tratan muy por encima en los siguientes capitulos.
    Poco a poco, cada vez mejor pero aún le falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.