Sunshine

sunshine.jpg

Película de 2007 dirigida por Danny Boyle. El sol se muere y la única manera de revivirlo es haciendo explotar una bomba de potencia descomunal en su interior. Para ello un grupo de astronautas a bordo del Icaro II llevaran a cabo la misión de transportar la bomba hasta las cercanías del sol para detonarla y salvar a la humanidad. En teoría la misión esta chupada, la nave esta equipada de unos potentes escudos que les protegerán de las radiaciones solares, un jardín de oxigeno, comida para varios años y espacio de sobra para una ciudad entera. Solo hay que acercarse, soltar el paquetito y a casa para disfrutar de una tarde soleada. Pero claro, si las películas fueran así serian muy aburridas. Al atravesar la zona donde se pierde todo contacto con la Tierra, la tripulación recibe una llamada de socorro de la primera nave que fue enviada a cumplir la misión y de la que nunca jamás se supo. ¿Desviarse del rumbo marcado para ver que les pasó o ignorar completamente la señal de auxilio y seguir su rumbo? Este sera el principio de una odisea que convertirá su misión en un verdadero infierno solar.

Le preguntaban una vez a John Ford porque los indios no disparaban directamente a los caballos en La Diligencia. «¡Porqué entonces no habría película!» Lo mismo le pasa a esta cinta, si la nave hubiera seguido su rumbo, como era su obligación, la cosa hubiera sido un de un sopor insoportable, vamos, que directamente no tendría sentido rodar esto. Es la existencia de problemas, el enfrentarse a situaciones inesperadas, a tener que elegir entre la vida y la misión lo que le da todo el sabor a la cinta y en ese aspecto cumple con creces.

Sunshine es una película de ciencia ficción pura y dura. Aunque no se prodiga mucho en explicaciones, los elementos técnicos están ahí e incluso en la parte final se juega con la incertidumbre que tenemos sobre lo que puede suceder cerca de un objeto con una masa tan descomunal como la del sol. Y como película del genero tiene su gran cantidad de momentos muertos en los que no sucede nada y se deja que la grandeza de la situación llene todo la cámara. Un poco como 2001, pero mucho más blandito claro, que para llegar a esas alturas hay que tomar muchos Cola Caos.

Aún así, esta es una película de la que he disfrutado una barbaridad. No se la recomendaría a gente que no fuera aficionada al genero porque puede llegar a aburrir, pero si lo tuyo son las películas de ciencia ficción «hard» y te
lo pasas pipa viendo como el hombre se enfrenta al terreno más hostil conocido, el espacio, esta es una gran cinta.

Os dejo con un trozo de la banda sonora que es acojonante. Una gran película, no dejéis pasar la oportunidad de verla si sois aficionados al genero.

8 comentarios en “Sunshine

  1. No me extraña que sea de tus buenas favoritas. Creo que no fue suficientemente valorada en su momento por tratarse de una cinta de ciencia ficción y bastante alejada del estereotipo de aventura galáctica palomitera, lo de siempre maldita sea. Y eso que es uno de los mejores trabajos de Boyle.
    Que buen gusto tienes, jodio.
    FOXXXXXXXXXX

  2. Se que es probable que ya lo sepas Pedro, pero mucho me temo que vas a tener que poner «No Soy un Número» de luto una temporada: Patrick McGoohan ha fallecido.
    FOXXXXXXXXXX

  3. Tienes que ver Slumdog Millionaire, la nueva de Boyle, es una gozada.
    Sobre el luto por Patrick McGoohan, habría que añadir el luto por la serie en sí, ya que se ha anunciado un remake con Ian McKellen y John Leguizamo.

  4. Acabo de verla.
    La pelicula empieza muy bien, y se mantiene hasta que regresan del Icarus. A partir de ahi me parece todo demasiado topico y, en mi opinion, destroza el conjunto de la pelicula.
    Lastima.
    Eso si, conincido contigo en que la banda sonora es muy buena.

  5. Me has picado la curiosidad, la verdad es que es una película a la que en su día no le presté atención, y me has picado la curiosidad…
    Por lo demás, sí, lo que mueve el drama, la historia, es siempre el conflicto, y sus complicaciones y resoluciones. Sin giros, conflictos, problemas no habría historia que contar…

  6. Pingback: Danny Boyle es mi maestro | No Soy Un Numero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.