He comprado un CD y he ido a un concierto

Puede parecer el título de post
más estúpido que hayáis leído en mucho
tiempo, pero hay que reconocer que tal como están las cosas es
un hecho histórico, al menos en mi vida. Hace muchísimos
años que no me compro un Cd, tanto que no recuerdo cuando fue
la última vez que lo hice ni que compre exactamente. Entre los
precios, el fácil acceso a la música a través de
internet y diversas movidas sgaenianas me había prometido a mi
mismo que solo compraría un disco cuando quisiera apoyar
realmente a un artista. Y alguna que otra vez estuve tentado de
hacerlo, pero entre que me costaba encontrar los discos (en el
hipercor les parecía raro que preguntara por un disco que
había salido hace seis meses, pues tranquilo majetes, a mi
mula no le parece rara esa medida del tiempo) y que no pensaba pagar
18 euros por una sola canción que merecía la pena del
disco pues no pasaba por caja. Pero el día por fin ha llegado
y mira que me ha costado decidirme. Me pase dos o tres días
por delante de la sección de música y miraba la caja
con recelo. Dicen que es como montar en bici, que nunca se olvida,
pero a mi me estaba costando lo suyo hacerlo. Pero al final lo hice,
metí el cd junto con una compra que hice de comida para
disimular y mire a otro lado cuando la cajera lo pasaba por la
maquina de rayos láser. Ha costado, pero al final ha ocurrido.

retalesdecarnaval.jpg

Hijos, sí estáis leyendo
esto cuando seáis mayores, así eran los discos que se
compraba papa. Seguramente en vuestro futuro lleno de robots y coches
voladores estas cosas ya no existen, pero que sepáis que
cuando erais pequeños me rallasteis unos cuantos. Pero bueno,
a quien le importa, ahora ira todo por el ultraeter o cualquier
invento similar.

Hablando totalmente en serio, mi
intención al comprar al disco es única y exclusivamente
para apoyar a los artistas, a los que idolatro completamente y no me
avergüenza decirlo. El problema es que seguro que entre la
comisión de la sgae, del centro comercial, del que grabo el
disco, etc, etc, de los 15€ que he apoquinado, seguramente les
llegue algo así como 50 centavos a los verdaderos artífices
de la obra. Me siento de la misma manera que si me los hubiera
encontrado en el metro cantado y les hubiera arrojado una moneda.

En cuanto a la elección del
disco, ya sé que muchos pocos de los que os pasáis
por aquí detestáis este tipo de música. Aunque
os maldiga y os desee una muerte lenta y dolorosa, saber que os
entiendo y que cada cual tiene sus gustos y todo eso tan bonito que
se dice para quedar bien cuando no te queda más remedio que
aguantarte porque te gusta lo que te gusta. El tema es que yo me
sentía mucho más cómodo cuando el grupo se comía
los mocos y era conocido por cuatro gatos. Ya, claro, seguramente les
costaba llegar a fin de mes y esas cosas tan particulares de los
músicos, pero al menos no lograban empalagar a nadie.
Últimamente he visto a gente que le daba igual este grupo pero
que a fuerza de oírlos día y noche por la radio han
terminado odiándolos, como explica este maravilloso gráfico

radiosongs.gif

Pues yo el Tenía tanto de darte
lo habré oído como 100 veces y todavía no me he
cansado. Así que supongo que seré un fan de esos de
verdad, de los que si es necesario se acuesta con la cantante si ella
se lo pide. Sacrificado que es uno.

Y como un hecho tan singular había
que celebrarlo, ¡también fui al concierto del grupo! Es
decir, pase dos veces por caja y esta vez me sentí un poco
menos estafado. Espero que disfruten de unos buenos filetes y les
llegue para un ferrari o dos, para mi se lo merecen.

Bueno, esto de ir a un concierto no es
tan algo tan peculiar como lo de comprarme un disco, porque al año
como mínimo puedo ir a dos o tres si la cosa se da bien, pero
si juntas los dos hechos en fechas tan cercanas hay que reconocer que
es una coincidencia cosmica que es posible que no se repita jamás
en mi vida. Así que regocijaros porque este es un post
cósmico.

El concierto se celebró el
pasado miércoles 12, en la sala Joy Eslava de Madrid. Habéis
leído bien. La verdad es que el hecho de que fuera esa sala en
particular estuvo a punto de hacerme desistir y que no acudiera al
concierto, ya que aquí tiene una fama de pija que tira para
atrás. Ya solo la mención del nombre de la misma hace
que se me ponga el vello de punta. Pero al final me arme de valor,
saque la entrada por internet, porque yo soy un tío moderno y
allí me plante, a hacer cola con gente que parecía
completamente normal y con la que no entable ningún tipo de
conversación no vaya a ser que quisieran demostrarme que eran
más fans que yo del grupo. Bueno, es cierto que yo no me sé
las canciones de memoria y que he escuchado el disco muy poquitas
veces pero es que… ¡los conciertos están para
disfrutarlos!

Me explico. Conozco a varias personas
que cuando van a asistir a un concierto se ponen a escuchar
compulsivamente las canciones del artista o artistas en cuestión
para luego plantarse allí y cantar las letras de memoria. Así
pasa lo que pasa, que durante cinco minutos tuve a mi espalda a una
tia que cantaba tan fuerte que no me dejaba escuchar la música
y yo no he pagado un karaoke, leñes. Bueno, pues eso, que yo
voy fatalmente preparado, sin saberme las canciones y sin tener ni
idea del orden que tienen en el disco. Dejo que me sorprendan con el
directo y tengo que reconocer que me lo paso mejor así. Si una
canción no me gusta pues no me gusta, no es un drama ni es
necesario obligarte a oírla 5 veces para que te entre.

En cuanto al concierto en sí,
estuvo espectacular, alucinante, magnifico… ¿Qué
esperáis oir de un tipo que besaría el suelo por donde
pisan estos dos? Vamos, yo ya estaba ganado con los primeros acordes
de la primera canción. Aunque para ser fiel a la verdad tengo
que reconocer que Nena Daconte suena bastante mejor en directo que en
diferido y que se nota bastante la diferencia. No es que de repente
sean un millón de veces mejores, pero sentir la música
que tocan tan de cerca te hace sentir bastante bien e incluso
relajado en esas canciones tan lentas que escuchadas en el salón
de tu casa pueden llegar a aburrir.

También tengo que reconocer que
le faltan algunas tablas al grupo, sobre todo a ella. Las partes en
las que canta maravillosas, pero las partes en las que tiene que
hablar al público son un pequeño desastre. La primera
vez que se dirigió a los asistentes dijo algo así como
que era una ocasión muy especial para ellos, que también
lo era especial para todos aquellos que les habían ayudado a
sacar el disco y entonces mirando al público dijo «y para
vosotros también sera una ocasión especial» Y
entonces puso cara de que la había cagado y se quedo un poco
compuesta sin saber que decir, seguro que pensado, pero que tontería
acabo de decir, como si supiera que piensa cada uno. Efectivamente,
era una ocasión muy especial, pero en boca de la cantante
queda raro.

De todas maneras yo me lo pase
fantásticamente, fue un poco corto, es lo que pasa cuando solo tienes dos discos. Y empezaron un poco tarde, pero que más da, yo me fui más feliz que una lombriz y
volví a casa con una sonrisa de oreja a oreja, y es que no
todos los días asiste uno al concierto de sus ídolos
más idolatrados. En fin, que así quede este post para
la posteridad, seguramente no volveréis a leer uno parecido en
vuestra vida.

5 comentarios en “He comprado un CD y he ido a un concierto

  1. Esta vez no me voy a meter con Nena Daconte, ya lo hice en el pasado.
    Esta vez te voy a dar caña porque me sorprende mucho que un tio como tu, Pedro, apenas compre discos ni vaya a conciertos. Y eso que en otros ámbitos (como el de los tebeos) eres un coleccionista reconocido, ¿o no? ¿o lo lees por Internet?
    Los conciertos y los discos son la sal de la vida, la música es tan imprescindible como los comics (yo diría que más incluso). Entiendo que prefieras descargarte lo que quieras de la red, es lo más cómodo, pero un disco es un disco, el libreto, los créditos, es un todo… no hay nada como disco original.
    Yo por reyes le voy a pedir a mis abuelos que me traigan un tocadiscos, creo que no hay nada más romántico que poner un disco con suavidad y tacto. Quiero hacerme una mini colección 🙂
    Y los conciertos, por dios, los conciertos son momentos únicos, inenarrables, muchos de ellos históricos. Presumo de conciertos como el de Calamaro en el Sant Jordi o los Delinqüentes en Jerez, conciertos irrepetibles.
    Así que te animo a comprar más discos y asistir a más conciertos 🙂 de verdad, irás descubriendo el encanto de todo esto. Saludos!!
    PD: y de lo de acostarte con la Meneses esta tendría mucho delito..

  2. Andrew, leo tebeos por internet, pero es una infima cantidad comparado con lo que me leo en papel. Aún así… al tema de comprar cds le voy a dedicar otro post, que tiene miga.
    En cuanto a lo otro, ¡pues cuanto me gustaría poder asistir a más concierto o simplemente al cine! De unos años a esta parte, coincidiendo con la paternidad curiosamente, asistir a cualquier acto se ha convertido en una aventura en si mismo llena de esfuerzo y sacrificio. Por suerte con el paso del tiempo ya empiezo a poderme permitir a ir a ciertos sitios así que poco a poco ire recuperando el ritmo. Si vieras lo que voy a tener que hacer este viernes para ir a ver Quantum of Solace y sobre todo a que horas.

  3. Si es que lo de menos es lo que les llegue a los artistas… a los artistas les dan adelantos para que tengan un dinero seguro. ¿Que el disco no vende para cubrir ese adelanto? Pues ese es el riesgo de la compañia.
    Por otro lado, el primero era autofinanciado,no se si el segundo tambien.
    Y a mi tambien me gusta.

  4. Si el problema de los discos no es que sean caros, es el motivo por el que son caros. Se pueden vender discos más baratos, pero hay gente que no quiere.
    ¿Se puede sacar un disco al mercado por 6 EUR? Pues claro que se puede. Pero entonces al ejecutivo de la discográfica no le llegaría para comprarse un Porsche nuevo, ni los artistas podrían comprarse lujosas mansiones, y Teddy Bautista ingresaría menos en concepto de derechos de explotador… perdón, de autor. Y a nosotros nos cuesta mucho esfuerzo ganar cada euro como para malgastarlo en quien no debemos.
    Pasa lo mismo con los tebeos. A mí, personalmente, no me da la gana de pagar 20 EUR o más por un BOME o un Absolute, cuando se podía haber hecho lo mismo en un formato más económico y más accesible. ¿Qué hago con esos tebeos? Me los bajo de internet y que les den morcilla (o me los compro en tiendas online extranjeras, que suelen ser más baratas). Pero eso es otra historia, que será contada otro día.

  5. Mierda puta, estaba escribiendo y se me ha actualizado la página sola y he perdido una parrafada curiosa.
    En fin, voy a intentar recordarla.
    Decía que ha habido iniciativas curiosas en estos últimos años para sacar un precio más competitivo. Es decir, que si ponen de su parte se puede sacar algo chulo. Poncho K ajustó las ganancias para que su disco saliera recién salido del horno a 12 euros (un precio decente para una novedad), María Jiménez sacó el disco durante los primeros 5 días a 6 euros, creo que era MClan sacó el disco con una copia para poderla regalar. Estopa sacó el cd sin libreto ni nada a 6 euros también. Es decir, que tácticas hay, pero que hay que currárselo también y poner de su parte.
    En cuanto al porcentaje que se llevan los artistas… yo creo que el futuro está en la autoedición, así lo ha hecho Kiko Veneno o Quique González.. es la mejor forma de conseguir hasta un 20% de beneficios para el artista… pero lejos de la autoedición, imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.