Fiebre en la gradas



fiebreenlasgradas.jpg
¿Cómo? ¿Otro post de fútbol más?
¡Pero si ya se acabó la maldita Eurocopa! Un momento, ¡si además
es un post que habla de un libro! ¡El primero de este blog! ¡Un
libro sobre fútbol, eso no puede ser posible, me estalla la cabeza!

Efectivamente, la Eurocopa y la pasión
que despierta en los aficionados el deporte “rey” me ha
traído a la memoria Fiebre en las gradas, libro escrito por Nick
Hornby que trata sobre la vida de un aficionado al Arsenal que cuenta
su vida a través de su relación con el fútbol. Para que nos
entendamos todos, lo más parecido a que si un aficionado al Atlético
de Madrid nos contara todas sus desgracias, que son muchas. Y
evidentemente el libro esta lleno de resultados de partidos, de
finales de copa, de partidos lamentables y de cientos de comentarios
sobre tal o cual jugador desconocidos para la gran mayoría del
público (sobre todo cuando habla de años anteriores a los 80). Pero
todo ello enfrascado en el relato de su vida, de su relación con sus
padres, de su divorcio, sus estudios, las novias, las rupturas, etc,
etc. Es el libro de un fanático cuya vida entera gira en torno a su
afición, ya sea el fútbol, la música o las películas raras. Es en
ese contexto donde muchos nos podemos sentir identificados en parte
con las correrías del autor que vive, pero sobre todo sufre, su
afición.

En estos momentos me encuentro
releyendo esta obra y tengo decir que me lo estoy pasando
estupendamente bien con él. Es fascinante comprobar los vínculos
que crea uno con su afición y como acude una y otra vez a ella
aunque sea para sufrir una y otra vez con los resultados. Lo mejor de
todo es cuando cuenta que, ante el inicio de la fiebre futbolera de
su hermanastro, lo arrastra antes que nada a ver a su equipo antes de
que vea que los otros juegan bonito y mejor. Ser hinchas de distintos
equipos habría sido una fractura inquebrantable en su relación y
por eso prefiere que ambos sufran antes que uno de los dos se vea
arrastrado por las mieles del éxito.

Un libro muy divertido y que se
disfruta más si eres uno de esos aficionados al fútbol que no se
deja arrastrar demasiado por su afición. Porque sino, más que
divertirte, puedes empezar a sufrir con lo que estas leyendo. Una
lectura idea para este verano, ligerita y muy edificante. 

(Por cierto, si encontrais la edición de bolsillo de punto de lectura mejor, que lo acaba de editar Anagrama a un precio de sablazo autentico)

Adaptación al cine

Como no han llegado a España no sabía
que hubieran realizado la correspondiente adaptación al cine. Y
prefería no haberlo sabido porque… ¿están locos estos
americanos? A ver, primero se hizo la correspondiente adaptación en
el cine inglés, con guión del propio escritor y más o menos una
historia coherente con la que cuenta el libro. Vamos a ver un vídeo
la misma. Por desgracia no he podido encontrar un trailer, solo un
vídeo muy largo del final, pero con ver el primer minuto yo creo que
más o menos se puede captar parte de la idea.

Años después llegan los %&$·$%
americanos y deciden realizar su propia adaptación no del libro,
sino de la película y les sale el siguiente engendro:

¡¡¡PERO QUE COÑO ES ESO!!! Sí, en
el libro se vive alguna relación de este estilo, ¡pero no va de
eso! Estos mamarrachos convierten cualquier cosa en una estúpida
historia de amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.