C64

C64.jpg

Este año se cumplen 25 años
del lanzamiento de ese ordenador llamado Commodore 64 y me han
venido ciertos recuerdos a la memoria. No, yo no tuve uno de estos,
pero no os vais a librar de la batallita, ya que un buen amigo y
vecino mío sí que lo tenía y menudas tardes
pasamos con el.

En la década de los 80, los
ordenadores de 8 bits estaban llegando a los hogares de la gente. Un
programa de la época, llamado los Sabios (del que haré
post en breve porque he descubierto unas cosas muy curiosas sobre ese
programa) tenía como uno de sus premios gordos un Spectrum (no
recuerdo si el modelo 16K o 48K, sí, la K es de Kilobytes).
Mientrás el 1,2,3 daba apartamentos en Torrevieja para los
adultos, los niños solo suspiraban por el maravilloso
Spectrum. Pero no era el único, estaba el Amstrand, el MSX y
el C64. Eran los reyes de los 8 bits y cuando nos comprábamos
uno lo defendíamos a muerte. Yo fui de los de Spectrum y no
veas como discutía cada vez que alguien que tenía un
Amstrand me decía que su juego tenia muchos colores.
¡malditos!

En aquellos tiempos los juegos venían
en http://es.wikipedia.org/wiki/Casete
cintas de casete y se cargaban con un bonito procedimiento en el caso
del Spectrum: metías la cinta en el casete, ponías el
volumen a ¾ y a esperar todo el rato que hiciera falta, entre
5 y 10 minutos de estruendo infernal (el sonido es como cuando un
modem establece conexión con otro modem). Dios mio, cuantas
horas muertas pase delante de la pantalla sin hacer nada esperando
que cargaran los dichosos juegos. Porque encima mediante la carga
salía una pantallita fija y punto, a esperar como un idiota.
Eso sí, luego te tirabas una hora o dos jugando aunque el
juego fuera una soberana mierda, faltaría más.

Así que imaginaros mi sorpresa
la primera vez que mi amigo me invitó a su casa a jugar con su
ordenador, un Commodore 64, esa cosa horrible cuyo teclado podéis
ver en la foto que acompaña este texto. Resulta que cuando
cargaban los juegos… ¡tenían musica! Nada de pitiditos
infernales ni demás chorradas, música, música de
verdad, y de la buena encima. Mirad, en el youtube se encuentra de
todo (al principio no suena porque esta cargando la música,
empieza en el segundo 55)

¡Legendario! Bueno, quizá
para vosotros no, que ya no estamos en los 80 y la música ha
evolucionado una barbaridad, pero entonces aquello era la cosa más
alucinante que te podías echar en cara. Me acuerdo que muchas
veces cargábamos juegos solo para oír la música,
luego pasábamos de jugar y todo. Que los juegos molaban, oiga,
pero que muchas veces solo con la música ya alcanzábamos
el Nirvana. Que tiempos más ingenuos y más inocentes,
¿verdad?

Con el tiempo los 8 bits fueron
muriendo. Yo me compre un Atari 520, ya con 16 bits y el padre de mi
amigo se compro un PC de la época, con un disco duro de unos
20 MB o algo parecido y con una tarjeta gráfica de 16 colores.
Los juegos eran más sofisticados y venían en disquetes,
con lo que los tiempos de carga eran bastante más reducidos.
Era un avance pero un gran retroceso, ya que nos quedamos sin aquella
maravillosa música que nos hacía disfrutar tanto
mientras esperábamos, una lastima. Pero ey, así es el
progreso, y así es como avanza el mundo. Ganamos en velocidad
y eficacia pero perdemos nuestros pequeños placeres. Pero no
estéis triste, maravillaros con uno de los mejores juegos que
disfrute en aquella maquina y su increíble musica. ¡Awesome!

5 comentarios en “C64

  1. Tampoco creo que se trate de inocencia, en su contexto, y en su época, el C64 era una máquina estupenda, y en esos términos hay que juzgarla.
    ¡Yo también tuve un Atari ST!

  2. Si usabas la opción FLASH al dibujar la imagen, podía tener cierta apariencia de movimiento. Mi putada favorita era colar la imagen fija de un juego bueno en la carga de un juego mierdoso.
    ¡Yo me pasé el Babaliba!
    Un amigo tenía el C64, el juego de basket uno contra uno (¿Johnson vs Bird?) era una caña, aún no he visto ninguno de estos en java que lo iguale.

  3. Yo soy de los de Commodore de toda la vida (aunque antes pase por el Spectrum y el MSX)
    Si echas de menos las musicas del Commodore, existe un pluggin para el Winamp para escuchar los archivos de audio de este (los «Sid») El plugin se llama Sidamp, y te lo puedes descargara desde aqui:
    http://ftp.fukt.bth.se/pub/os/win2k/Winamp/in_sid/
    En la red hay montones de archivos de audio para descargar.
    Y ya, si eres un nostalgico total, solo te queda pillarte un C64 en ebay por 4 duros, y despues pincharle esto (cuando salga, que debe de estar al caer)
    http://www.vesalia.de/e_mmcreplay.htm
    Con el podras meter los volcados de los juegos que pululan por ahi en tarjetas de memoria y volver a jugarlos en el ordenador original (nada de emuladores)
    Aunque, eso si, sin la musica de carga (pero las musicas que suelen meter los crackers de aquellos juegos tampoco estaban nada mal)

  4. Yo soy de Amstrad CPC 464…¡Prépate a morir!
    En el tránsito a los 16 bits un amigo se compró un Amiga 500 y flipábamos con la intro del Blood Money que era un juego de navecitas la mar de sencillo, pero aquella intro era lo más que habíamos visto por aquel entonces.
    Yo al Wizball no llegué a jugar, pero a la alocada secuela Wizkid bastante, hilarante el momento de los globos con la máquina de preservativos.

  5. Los CPCeros sois lo peor :p
    Hace un par de semanas tuvo lugar en mi casa una noche retro, en la que el Commodore demostro su mas que sobrada hegemonia.
    Lo unico en lo que triunfo el CPC fue en los graficos del Gryzor (aunque el scroll del C64 era mejor)
    En lo demas: Renegade, Ghosts and Goblins, Phantomas II y Commando fue vapuleado y humillado en todos los sentidos imaginables 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.